Baloncesto como ayuda en el día a día

"El baloncesto les sirve en su día a día, les ayuda a ser más autosuficientes y a poder practicar un deporte". No es el baloncesto una medicina, pero bien se debiera "recetar" como tal para todos. En este caso, la ayuda del balón se ha podido comprobar en el programa que desarrolla la Fundación Rudy Fernández con diferentes grupos con capacidades intelectuales diferentes de Mallorca. Con ellos, trabajan semanalmente los monitores Xisco Maestre y Patricia García, entrenadores de baloncesto de nuestra fundación que relatan una experiencia "muy gratificante", en palabras de Patricia.
Se trata de dos grupos, el primero entrenado en el pabellón de Sa Creu, "con una mayor capacidad de atención e incluso de disputa de partidos en cinco contra cinco" y otro en el centro Joan XXIII, "con un mayor déficit de atención y diversos condicionantes añadidos", relata García. Más de treina chicos y chicas que llevan toda la temporada disfrutando de las bondades del baloncesto, "es una oportunidad increíble trabajar con estos chicos y sobre todo, ver su evolución a través del baloncesto", explica la entrenadora. Un trabajo que ha consistido en buscar atraer la atención mediante el balón, "que cuando lleguemos, tengan ganas de baloncesto" y mejorar la movilidad de todos ellos mediante diferente ejercicios.
La intención es clara, "que puedan disponer de una actividad en sus centros que, gracias a la Fundacion Rudy, es posible y llevar nuestro deporte a todos ellos, transmitiendo nuestros valores: comunicación, actitud, humanidad, compañerismo..." comenta Patricia. Pero no es simplemente una hora de baloncesto, de diversión o de distracción, "ademas es que les puede servir en su día a día, a ser más autosuficientes y realizar un deporte .
Lo mejor, sin duda, los resultados, "su respuesta es excelente y su evolución, enorme, algo a lo que han contribuido mucho sus profesores y personas que trabajan con ellos cada día y que nos han ayudado muchísimo", resalta la monitora. "Es una forma diferente de sentir el baloncesto, una forma de ayudar mediante el baloncesto, complicado de explicar", concluye emocionada García.


publicado el 30/05/2018
Fundación Rudy Fernández